Avisar de contenido inadecuado

El Nombre de La Rosa: Tesis sobre la Problematica de Dios .- Por la periodista Andrea Gonzalez-Villablanca

{
}

Prólogo.

 

<<De La Rosa nos queda únicamente el nombre>>

 

Esta enigmática frase, la argumentaré, de acuerdo, a las últimas palabras de Abso de Melk :

<<tengo casi la impresión de que lo que he escrito en estos folios y que ahora tú, lector desconocido, leerás, no es más que un centón, un carmen figurado, un inmenso acróstico que no dice ni repite otra cosa que lo que aquellos fragmentos me han sugerido, como tampoco sé ya si el que ha hablado hasta ahora he sido yo, o en cambio, han sido ellos los que han hablado por mi boca... es muy duro para este viejo monje, ya en el umbral de la muerte, no saber si la letra que ha escrito contiene o no algún sentido oculto, ni si contiene más de uno, o muchos, o ninguno>>

 

Gracias a los pasajes del libro se revela un mundo que va desplazando la unidad de verdad superior, Dios.

Mediante el oscurantismo del siglo XIV la corriente franciscana nominalista promueve la Segunda Síntesis (Racionalista Nominalista), que pretendía instaurar la pérfida del gran

valor de  Dios. 1

 

Durante la Modernidad el contenido de la palabra divina desperdicia valor y sentido en

la oratoria Escolástica de Dios. 2

 

De esta forma, el monje inglés Guillermo de Baskerville simbolizó el conocimiento que el hombre, a través, de la percepción de sus sentidos y experimentación, puede alcanzar sobre el ser y lo divino.

 

Así es como utiliza un razonamiento deductivo, como único camino para conocer la naturaleza (Guillermo Occam) 3. Por tanto, se basó en la Revelación, Fe y la preponderancia de la Razón y Reflexión.

 

Sin embargo, <<Guillermo persiguió un simulacro de orden, cuando debía saber que no existía orden>>

 y que el único y verdadero orden era la carencia de sentido. Su método no tenía concordancia  con el  de los filósofos que razonaban a partir de primeros principios, donde el rol del intelecto coincidía con el intelecto divino. 4

 

Guillermo imaginaba leyes generales, explicativas que no eran comprensibles para el saber humano. <<Dios no es comprensible para el ser humano>>3

 (Occam).

 

……………………………………………………………………………………………

 

1 Apuntes de clases, Historia del Pensamiento Contemporáneo. <<Escolástica>>. 12 05 06.

2 bid  19 05 06

3 bid Guillermo de Occam << Dios no es comprensible para el ser humano<<

4.ECO Umberto. En nombre de la Rosa. Ed. Lumen Pp342, 343. <<Carencia de sentido>> Pp. 215, <<vías tortuosas>> Pp. 214.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los Franciscanos Nominalistas irrumpieron con fuerza para destruir la Teología Escolástica. Principalmente con la lectura de Aristóteles se comenzó a concebir la naturaleza que dominaba su propia realidad  y que sólo podía ser conocida mediante los sentidos; esta percepción demuestra que el universo físico era igual al universo espiritual.

Por su parte, el método Platónico, confirmaba la multiplicidad en

la unidad, mediante la muestra de fundamentos que se alcanzan, a través, de la división y composición.

La deducción racional explica las ideas entre sí y permite no confundirse.1

 

A estas concepciones de la realidad se suman dos importantes filósofos de la época,  Roger Bacon y Guillermo de Occam, que explicaré a continuación:

 

<<Abso, ya viejo y sabio, no entendía cómo Guillermo podía confiar en su amigo Occam y al mismo tiempo jurar por la palabra de Bacon. >>2

 

Guillermo de Occam decía que <<Dios es voluntad absoluta, su ser es omnipotencia absoluta, en su ser existe la coherencia entre el querer y el poder, Dios no se limita a reglas>>en definitiva, Dios es Querer – Poder y Voluntad.3

 

En Guillermo de Baskerville se percibe el otro, Guillermo de Occam, quien afirma la absoluta contingencia de las cosas creadas, debido a que no hay para él ideas eternas reguladoras de un ordenamiento divino del universo por medio del cual la racionalidad sería un rasgo de la realidad que cuestiona todas sus partes accesibles. Occam afirma que no hay más allá de las partes, por lo que lo único que nos queda es, como en la novela lo dice Guillermo de Baskerville, la percepción de lo singular, que es disoluble en sus aportes visibles y de la que sólo se pueden extraer ideas ejemplares individuales temporales y no universales. En síntesis, la propuesta de ambos podría ser resumida como la asimilación de una teoría del conocimiento a una teoría del significado, en la que los universales no son más que creencias, expresiones, definiciones, reseñas o significaciones de las substancias de las cosas, es decir, palabras.

 

Guillermo de Occam propone la vía de la voluntad, la comunicación entre Dios y el hombre que insinuaba a creer en él pero no a

comprenderlo.

Por su parte, Roger Bacon postula que la experimentación es el único método para conocer la Naturaleza.

 

Desaparecen reglas de moralidad objetiva, ante las pruebas del mundo espiritual que racionalmente poseía un carácter subjetivo.

Así es, como Abso, aceptó que en tiempos oscuros, el hombre sabio debía pensar y contradecir las cosas entre sí.

Irrumpe la variedad en la unidad como principio superior y da paso a la Segunda Síntesis de Occidente, estableciendo que ya nunca más la Razón aceptaría criterios de verdad impuestas por la Fe, es decir, la palabra es lo único visible que nos queda de Dios.

 

 

…………………………………………………………………………………………

1 Microsoft Encarta 2004.

2 ECO Umberto, En nombre de La Rosa, Ed Lumen, Prólogo Pp. 14.

3Apuntes de clases, Historia del Pensamiento Contemporáneo, << Dios voluntad absoluta>>, <<Germen de desviaciones>>, 19 mayo 06.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al concluir la novela Umberto Eco, explica el incendio de la Abadía

Benedictina, en tres días y tres noches, interpretado como el anuncio del fin del mundo, el anuncio del término de una época marcada por la divinidad, por la falta de identidad, de sentido. 1

            Así es, como Abso regresa a contemplar las cenizas del centro del saber Escolástico.

 

Cenizas interpretadas como el fin del principio que era el verbo y el verbo que era Dios 2, el término de la belleza del cosmos, que no procede sólo de la unidad en la variedad, sino también de la variedad en la unidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ensayo:

 LA PROBLEMÁTICA DE DIOS. 3

 

Umberto Eco: El Nombre de La Rosa.

STAT ROSA PRISTINA NOMINE, NOMINE NUDA TENEMUS

 

         NO NOS CONFUNDAMOS EN DESCUBRIR EL SENTIDO DIVINO EN LA ROSA

 

Bajo la frase final de la novela se apoya el contenido empírico de nuestro universo terrenal y espiritual.

 

Introducción.

  • Permanece primitiva La Rosa de nombre, conservamos nombres desnudos

 

  • De la primitiva rosa sólo nos queda el nombre, conservamos nombres desnudos [o sin realidad]

 

  • La rosa primigenia existe en cuanto al nombre, sólo poseemos simples nombres

 

  •  La más sencilla y simplificada, de la Rosa nos queda únicamente el nombre

 

O más bien, según el nominalismo;  de Dios nos queda únicamente el nombre, la palabra.

Observemos la belleza de la variedad en el cosmos.

I

Durante la Escolástica, hay un paradigma que domina por completo la cultura. Esta idea  tiene amplios matices teológicos y metafísicos. Según Eco, nada marca mejor la Escolástica que la visión simbólico-alegórica del universo, este es el semblante, por  excelencia de los escolásticos  que hacían del mundo un considerable acto de palabra.

 

La primera síntesis de Occidente se constituyó en una  base estética de comprensión del mundo prácticamente universal: son abundantes las referencias en este período a un pensamiento del mundo de las cosas como manifestación de Dios, de la naturaleza como legado, signo enviado de una verdad superior, llegando hasta tesis epistemológicas tan serias como las del citado Guillermo de Occam. En resumen, se puede decir que la Escolástica presenta como rasgo relevante, en la temática de la época, la idea de que la cosa no es lo que parece, sino que es signo de otra cosa. 2

 

Es gracias a lo anterior que nos precipitamos con una convicción. La ambientación de la novela en tiempos escolásticos incumbe con los temas de la simbología, el tema de la lectura como ejercicio de interpretación de signos que al mismo tiempo  descubre y oculta. 3

 

Según Eco, las posibles soluciones que existían ante los rasgos de la  realidad, se podían realizar mediante  dos caminos:

 

…………………………………………………………………………………………….

1 ECO, Umberto, en nombre de La Rosa, Ed. Lumen, p 310, 343 <<tres es el número de la trinidad>>

2 bid  <<Prólogo>>Pp. 10

3 bid p333

II

 

 

El primer camino lo impone mediante una solución social que se discute y expone  en la novela, el monaquismo y una reacción imaginativa que se une con la solución social, la creación y elaboración de un complejo y respetable prontuario simbólico. Tal como lo realiza Adso al escribir los hechos de un pasado remoto, el escolástico busca su ambientación (abadía) y crea personajes, referencias y sentidos a su alrededor. Pues bien, El Nombre de La Rosa es un conglomerado de todos estos elementos, Umberto Eco compone un mundo, representa el signo de un mundo, un mundo que a la vez se concebía como signo de otro mundo auténtico y perfecto.

Al intentar analizar la novela no se puede evadir  que estamos en el universo de los simulacros  que  pueden ser  y estar ordenados de muchas formas.

 

Adso nos dice los fragmentos están dominados por el Verbo que era en el principio y que posiblemente sea lo único que es;  un universo sobre el universo, <<signo de signos sobre el que pueda ejercerse la plegaria del desciframiento   >>1

Resulta indiscutible que las características simbólicas pertenecen a la letra tanto como al mundo, al mismo Verbo divino, a los cuerpos y a las figuras emblemáticas. Entendemos   que la característica poética o las posibilidades de representación y creación que se realiza, a través, de la letra y la palabra escrita, deben ser analizadas en el contexto escolástico desde la tesis base de la analogía entis, es decir, desde la tesis por la que se creía que todo se soluciona en una visión semiótica del universo que interrumpe la secuencia de causas y efectos de la gran cadena del ser para explicar los saltos de la producción del sentido (Suma Teológica de Santo Tomás) 2. Esto se puede explicar mediante la vinculación del reconocimiento universal que desplaza la razón indagadora en beneficio de la imaginación supuesta y errónea o de la escritura mágica y entorpecida para observar el universo no por lo que parece, sino por lo que podría insinuar. De cierto modo, el método pertenece a una descodificación retórica que registra que todo discurso se expresa por figuras, hasta el mismo Verbo divino. Queda establecido que lo alegórico es una elaboración y construcción de sobre sentidos y que la naturaleza no es original, sino arte dinámico  de figuras.

         La atribución simbólica que se le hace a los textos durante la Primera Síntesis de Occidente se inicia en tres momentos y tres aspectos simultáneos que se dan en todo aquello que significa, es decir, en todo aquello que no es Dios mismo y que en cuanto no lo es, es todo lo que significa o puede significarlo. Estos tres aspectos son:

1.-la concordancia: lo sensible y la percepción.

2.- la analogía esquemática: vinculación entre la percepción y la producción de hipótesis, es decir, el contacto entre nuestra percepción y el objeto significante.

3.- la relación esencial: Lo intuitivo  establece la relación entre el proceso de la significación y la fuente primera de sentido, Dios.3

 

……………………………………………………………………………………………

11Apuntes de clases, Historia del Pensamiento Contemporáneo, <<San Anselmo, Fides quarems intellectum>>, 31 03 06.

2 SANTO TOMÁS DE AQUINO, la ley, Ercilla, Santiago, 1988

3 Apuntes de clases ,Historia del Pensamiento Contemporáneo,. Crisis escolástica,, Pedro Abelardo. 12 05 06

 

 

III

La fidelidad Escolástica se interna en las peripecias humanas y sus condiciones naturales el posponer del tercer momento simultáneo. La idea de que ese proceso por el que las cosas significan no es eficaz ni único, porque la condición necesaria para que se de certeza es la incoherencia del símbolo con lo simbolizado y esto es lo que facilita el placer de la interpretación: el significado implica una relación en la que el engaño es posible.

Un engaño que enfatiza en la afirmación Lo que peligra es Dios. 1 Amenaza que establece la medida de incidencia y dogmática por excelencia: la prohibición. Esto es lo que interpretamos como la amenaza de la lectura del libro que envenena. Pero el debate no sólo cuestiona que el libro envenena, sino que él mismo está envenenado. Porque contiene en sus páginas letra perversa representada por la posibilidad de lo cómico de intercambiar significados, mediante la ironía y la metáfora. En otras palabras, está representada por la emergencia de abrir y dividir las facultades simbólicas en donde la primera y última referencia, Dios, el principio de unidad de la apropiada significación, se practique innecesaria.

Concluyentemente, la lectura representaba el saber que era Dios. Es por ello que la segregación entre lecturas se realizaba en torno al criterio que según  la atribución simbólica excluye a Dios como referente o más bien lo tiene como última finalidad.

El peligro se encuentra, siguiendo la interpretación de un libro como la  expresión de un universo textual inherente. Es decir, la cultura no tenga más significados que las posibilidades de relación de sus intereses  internos, en definitiva, relaciones más insólitas que otras pero jamás verdaderamente eminentes.

         Guillermo de Baskerville es  un buscador de verdad, un pensador nómada, su ansiedad intelectual lo conducía a simulacros. Guillermo encuentra el grado cero del saber mediante la reconstrucción del mundo, emprendía cualquier rumbo a cambio de antes haberla imaginado. A continuación, presentaré los argumentos que explican esta concepción:

         <<Mi querido Adso -dijo el maestro-, durante todo el viaje he estado enseñándote a reconocer las huellas por las que el mundo nos habla como por medio de un gran libro>>

Guillermo cita el poema de Alain de Lille, << el universo es aún más locuaz de lo que creía Alain, y no sólo habla de las cosas últimas, sino de las cercanas y en esto es clarísimo>>2

         Esta era el método de cómo leía Guillermo. No hay ningún estrépito de Dios y de trascendentalismo en su sentencia, pues esas cosas últimas serán siempre cosas y no Lo último.

Esto mientras Adso insiste en referir en último término a Dios: <<Alabado sea Nuestro Creador, que como dice Agustín, ha establecido el número, el peso y la medida de todas las cosas>>

 

…………………………………………………………………………………………….1 ECO, Umberto, El nombre de la Rosa Ed Lumen p 66, 94,95

2 bid Pp18, 223, 240, 223., 224.

IV

 

 Para el aprendiz y narrador de la novela el conocimiento último será “el cara a cara”  1 del que habla San Pablo, la destrucción del espejo. Mientras que para Guillermo el conocimiento pleno será <<la intuición de lo singular>> o <<cuando no poseemos las cosas, los signos y signos de signos>> 2

          Bajo estas condiciones, Guillermo de Baskerville cuando lee elige rasgos pertinentes a una utilidad que es anterior a la lectura, y los aborda desde la convención lingüística: <<Así era mi maestro. No sólo sabía leer en el gran libro de la naturaleza, sino también en el modo en que los monjes leían los libros y pensaban a través de ellos... dotes de gran utilidad. >> En esta materia se busca o construye un marco de referencias pero no una ley universal, es decir, leyes lícitas únicamente para establecidos argumentos discursivos.

Por su parte, Guillermo de Occam  postula el nominalismo en dependencia con el tema de los universales y negamos con él la posibilidad de un orden en el universo. 3 (tesis que acepta Guillermo de Baskerville al final de la novela), de esta forma, se comprende negar  los métodos inductivo y deductivo que determinan o aseguran el alcance de alguna verdad última respecto de las cosas bajo el único respaldo de la posibilidad, es decir, del “podría ser así”.

         <<Adso -dijo Guillermo-, resolver un misterio no es como deducir de primeros principios. Y tampoco es como recoger un montón de datos particulares para inferir después una ley general. Equivale más bien a encontrarse con uno, dos o tres datos particulares que al parecer no tienen nada en común... debes tratar de imaginar una serie de leyes generales que aún no sabes cómo se relacionan con los hechos en cuestión...>> 4

Estamos hablando de la desviación, de ese método que Adso mismo describe como el método por medio del cual llegamos a una verdad probable a través de una serie de errores seguros.

<<La rosa es una figura simbólica tan densa, que por tener tantos significados, ya casi los ha perdido todos: rosa mística, y como rosa ha vivido lo que viven las rosas, la guerra de las dos rosas, una rosa es una rosa, los rosacruces, gracias por las espléndidas rosa, rosa fresca toda fragancia. Así, el lector quedaba con razón desorientado, no podía escoger tal o cual interpretación; y aunque hubiese captado las posibles lecturas nominalistas del verso final, sólo sería a último momento, después de haber escogido vaya a saber qué otras posibilidades. El título debe de confundir las ideas, no regimentarlas>>

Para concluir y apoyar las palabras de Umberto Eco quiero enfatizar en la idea central de la novela, en el tema de este ensayo, porque la problemática no es la existencia de Dios, sino <<las cosas que se sienten con el corazón. Dejemos que hable nuestro corazón, interroguemos los rostros, no escuchemos lenguas…>>5

No te embrolles en descubrir el sentido divino

de La Rosa.

…………………………………………………………………………………………….1 ECO , Umberto, El nombre de la Rosa, Ed Lumen,  <<cara a cara>> P 211

2 bid p<< de la verdad singular>> y de <<los signos de las cosas y las ideas>> p 223, 224.

3 Apuntes de clases, Historia del Pensamiento Contemporáneo, <<Guillermo de Occam>>, 19 05 06

4 bid Pp. 61, 66, 94, 95.

 

5 bid Pp. 45, 46.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.